Acción o nada

Y Ahora… ¿Qué? ¿Acción O “Agua De Borrajas”?

Share


acción yaLos momentos de la vida, llenos de entusiasmo y motivación nos llevan en forma natural, a otros de descenso de ánimo, y a la posible entrada en una meseta, titilante de atracciones para que no solo entremos sino que nos quedemos allí, casi sin darnos cuenta.

 

 

Pasó Navidad.

Ya estamos en el 2015.

Se terminó la celebración… al menos la de las costumbres.

Y ahora… ¿Qué?

 

¿Cómo te sentís hoy?

¿Estás cansado?

¿Estás con ganas?

¿Querés trabajar?

¿Querés descansar?

¿Ya te pusiste a esperar alguna nueva fiesta?

 

Este es el verdadero momento en que el “renacer” y el  “volver a empezar” necesitan pasar a la acción o todos tus proyectos, todos tus propósitos, quedarán en “agua de borrajas”.

Pero… ¿Cómo hacerlo?

¡Simple!

¡Haciéndolo!

 

¿Y para qué?

Esta es la pregunta clave.

Entrar en la vorágine general de que “año nuevo, vida nueva”, y por eso, comienzo a verbalizar un sin sentido de deseos que digo que quiero concretar –porque todo el mundo hace esto, en esta época del año- es el primer error. ¿Para qué lo hacés?

Seguir con la vida que no quiero, sin decidir ni determinar mi cambio para salir de ella, es el segundo error.

No saber qué quiero y quedarme tan tranquilo, es el tercer error.

¿Qué de todo lo que hiciste el año pasado, te dejó vacío o con la inquietud de que no era lo que querías hacer?

¿Qué de todo lo que hiciste el año pasado, te emocionó y apasionó?

¿Ves? Es simple.

Podés necesitar ayuda, acompañamiento, guía, preguntas correctas para obtener respuestas correctas, (solo un coach te prestará ese servicio), pero averiguá qué querés. Hasta que no te dediques a aquello para lo que has nacido, solo podrás tener éxito de dinero si tenés un “buen” trabajo, pero tu bienestar y plenitud estarán fuera de tu corazón.

Por eso… ¿Qué querés?

 

  Aquí  (gratuito)

 

Planificá… primero con ayuda porque es una puesta en acción que necesita de acompañamiento, al menos la primera vez que lo hagas de forma responsable y efectiva.

Y el pase a la acción… No te preocupes por “cómo lo harás”… Lo que te tiene que ocupar es el “Para qué lo harás”.

La condición de un hombre no está en lo que hace sino en para qué lo hace. James Fuller

 

Quien tiene un para qué para vivir, casi siempre encontrará el “cómo”. Nietzsche

 

Con el qué, el para qué, la decisión, la preparación para la planificación y la planificación, contarás con todos los elementos para “salir de la meseta” pasando a la acción lleno de motivación.

 

¡Llenate de proyectos! Anuales, mensuales, diarios… Sí, proyectos, proyectos, proyectos. Mirá aquí lo que te pasa cuando tenés proyectos. 

 

La ilusión que creamos cuando hablamos sin estar concientes, sin pensar en lo que estamos diciendo, cuando “hablamos por hablar”, se traslada a nuestra mente (la “capitana” del uso de tus pensamientos) y esa ilusión tiene una “voluntad” férrea para instalarse allí y hacerte creer que porque lo estás pensando ya lo estás haciendo y ya lo estás logrando… Pero no es así, sin acción, y por más que tu mente sea una experta en dibujar, pintar o diseñar acciones, no se hace nada. Parece una perogrullada esto que escribo: “Sin acción no se hace nada”… No te preocupes, vos hacé y tendrás resuelto el problema.

Cuando nos atrapa esa ilusión (de iluso), entramos en una especie de sueño vívido pero no tan vívido como para ser real.

 

Una vez la hija de un granjero llevaba muy contenta un cántaro lleno de leche recién ordeñada. Pensaba venderla cuando llegara al pueblo, así que mientras caminaba comenzó a soñar despierta y en voz alta decía:

– Cuando venda esta leche tan cremosa y fresca la venderé a buen precio y luego compraré una gallina ponedora. La llevaré al gallinero y luego de un tiempo tendré más de cien pollitos en mi corral.

La lechera seguía sacando cuentas y decía:

– Cuando los pollitos crezcan y estén listos los venderé a un alto precio, de modo que compraré un lindo cerdito al cual cuidaré y engordaré con bellotas del campo, para cuando esté grande y convertido en jamones y chorizos, venderlo a buen precio.  Luego con ese dinero, me compraré una vaca que me dará leche sin cesar y un ternerito que  tendré jugando en el campo, todos los días.

Era tanta la alegría que tenía la lechera con sus planes futuros que se tropezó con una piedra, el cántaro rodó por el suelo derramándose toda la leche y acabando todos sus planes en un instante.

Pobre lechera que al ver tan triste momento, entre lágrimas exclamó:

Cómo antes estoy porque ahora me quedo sin ternera, sin vaca, sin cerdito, sin pollitos, sin gallina, sin huevos y sin leche.

 

 Acción o nada

¡Contanos!

¿Cuál es tu principal proyecto?

¿Cuál es tu proyecto anual?

¿Cuál es tu proyecto para Enero del 2015?

¿Qué proyecto tenés para mañana? (Proyectá lo diario, el día anterior).

Y lo más importante…

¿Qué estás haciendo para concretarlos?

¿Pasaste a la acción o todavía estás soñando como la lechera?

 

Por el placer de compartir

 

 

Publicado por

RitaTonelliCoach

Mi nombre es Rita Tonelli y desde esta profesión que amo, la de Coach Ontológico personal, de parejas, espiritual, organizacional y de equipos, pongo lo mejor de mí para que juntos crezcamos avanzando en nuestros caminos hacia una vida mejor.

4 comentarios en “Y Ahora… ¿Qué? ¿Acción O “Agua De Borrajas”?”

  1. Verás Rita, estoy de acuerdo en todo lo que dices menos en que el cuento, muy bueno por cierto, nos valga de ejemplo.
    La lechera hacía bien en ilusionarse con su leche que ya tenía. Uno debe planear antes de hacer. La prueba está en mi misma. Me fuí sin hacer planes, pensando en todo lo bueno que quería conseguir, y por no haberlo planeado bien todo salió fatal.
    La acción es la mejor forma, si.. Pero ya sabes tu lo que dice el dicho “La fuerza sin control no sirve de nada!
    Por lo demás, excelente tu post Rita.
    Un abrazo preciosa.

    [Responde a este comentario]

    RitaTonelliCoach Reply:

    Ya sabés, Mari Carmen, que apoyo, aprecio, valoro y respeto todas las opiniones, y no las discuto. Todas las interpretaciones valen.
    El problema de las ilusiones se presenta cuando no se hace nada al respecto. La lechera lo hacía todo “en su cabeza” y como decía mi madre: “No hay que contar el dinero antes de vender mechero”, pero bueno, todo es discutible.
    Estoy de acuerdo con vos en que no se puede accionar sin plan. La planificación es vital. De hecho, le doy tanta importancia que haré el taller online para enseñar a hacerlo a todos los que hayan pedido su informe previo (el que recibiste vos).
    Gracias por tus palabras, bonita. Otro abrazo para vos.

    [Responde a este comentario]

  2. Acaba un año y todo queremos cambiar empezar con nuevos retos, todos los años lo mismo de mismo, pocos son los que los llevan acabo, nos proponemos cambio , pero los imaginamos los soñamos , nos vemos haciendo esos cambios pero mucho me temo que todo se queda en ilusiones, ganas de… y nada mas.
    No hay fecha especial para variar cosas en tu vida, cualquier momento es bueno, simplemente un poquito de fuerza de voluntad y constancia, tenemos toda un vida para irla moldeando como mejor queramos , lo que pasa es que nos guata imaginar y otra cosa diferente hacerlo realidad, no nos tenemos que obligar simplemente realizar esos cambios cuando estés dispuesto pues puede convertirse en una obligación y al final tiramos la toalla, no hay que forzar nada, en la vida cuando aprendas a decirte a ti mismo “voy hacer algo cuando este dispuesto, y no hacerlo forzado, simplemente algo va a cambiar, sino es hoy será mañana” , lo realmente importante es que tus deseos los lleves acabo no importa cuando sino que lo hagas. Como decimos por aqui ” A Dios rogando y con el mazo dando”.
    Un Saludo
    Fernando publicado recientemente..Los instintos se rebelan :My Profile

    [Responde a este comentario]

    RitaTonelliCoach Reply:

    ¡Gracias por tu comentario y aporte, apreciado Fernando! Me encanta leerte porque sos un ejemplo de lo que pregonás.
    Acá no se escucha ese refrán pero en mi casa lo he escuchado desde niña (mi madre era descendiente de españoles, y yo siento muy fuerte esa influencia en mi sangre). Se aplica aquí y lo hace también al tema de pedir y rogar a Dios para que se nos den las cosas. Si nosotros no hacemos nada, nada conseguiremos por más que Dios nos de las oportunidades.
    Un gran abrazo

    [Responde a este comentario]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge