Lunes… ¡El Día Maldito!

Share

¿Sos de los que celebran el viernes y maldicen el lunes?

¿Lo hacés en broma?

¿Dónde termina la broma y empieza lo serio? ¿Lo tenés claro?

Lunes. El Día Maldito

Quiero contarte que yo pertenecí al grupo que ama los viernes y le espantan los lunes, por eso, te entiendo.

Y llegó un punto en que realmente, dejaba que mi estado de ánimo se viera influenciado por el día que era. ¿Te das cuenta de lo que estoy diciendo?

Que un día tenía todo el poder sobre mí.

Que me amargaba y dejaba de disfrutar las horas previas al lunes, enfocada en algo que todavía no había sucedido.

 

¿Sos de los que proclama “el poder del ahora”, pero permitís que “el lunes” que todavía no llegó, decida como te tenés que sentir?

Quizás estés pensando que este tema “no es para tanto”, que es una tontería, que estoy exagerando.

En una primera mirada, puedo comprender que lo veas así. Las personas solemos tener delante de nosotros cosas que miramos, pero no vemos hasta que reflexionamos cinco minutos -no hace falta más- sobre lo que nos está pasando.

Seguramente, cuando bromeas sobre esto, crees que es divertida esta queja irónica, sin embargo, no estás prestando atención a cuánto te puede perjudicar.

Pero, mejor vuelvo a contarte lo que me pasó.

A medida que transcurría el tiempo, la angustia del domingo por la noche, se fue pasando al domingo por la tarde, para un poco después, pasarse al domingo a la mañana… ¿Sigo?

Así, caí en la cuenta de que de los dos días que tenía para “descansar”, perdía uno sintiéndome mal.

Vuelvo al tan “manoseado” actualmente, “poder del ahora”. Esto es un ejemplo claro que me sirve de maravillas para ilustrar mi cuestionamiento frecuente a aquellos que se “suben” a la moda, ya sea de una tendencia, disciplina, profesión, se auto denominan “expertos” de lo que sea y luego, con un pequeño desafío-como puede ser este- “hacen agua” por todos los costados.

No se aprende sin la formación correspondiente, ni se lidera sin la coherencia. Así que, para aplicarlo aquí, no te sirve darle importancia al “poder del ahora” y simultáneamente dejarte influenciar por un día de la semana.

Estos dos párrafos han sido para que asocies a tantas otras situaciones parecidas y hagas tus propios descubrimientos.

¿Qué puede haber detrás de esta fobia al lunes?

Angustia por el trabajo que tenés.

¿Cómo te llevás con tu trabajo?

Si no estás bien… ¿Qué estás haciendo para mejorar esta situación?

¿Estás resignado a “sinvivir” hasta que te jubiles?

¿Cómo te sentirías ante el “lunes” si amaras lo que hacés?

Una vida sin propósito.

Con una vida sin propósito, tendría que darte igual el día que fuera, sin embargo, el poder de “el lunes”, acentúa la falta de sentido de levantarte por la mañana.

¿Cómo te sentís habitualmente?

¿Sos de los que son capaces de elegir su actitud para vivir tu día? ¿o desde la mañana, estás parapetado con la defensa: “¿A ver que más tengo que enfrentar hoy” puesto que lo que llevo esperando que me pase, nunca sucederá?

¿Estás seguro de que nunca te ha pasado nada bueno?

¿No estarás olvidando momentos muy difíciles en los que las cosas se resolvieron para bien? ¿Nunca, nunca te pasó?

Estamos tan acostumbrados a quejarnos que no registramos nuestros momentos de bienestar.

¿Cuál es el propósito de tu vida?

¿Para qué estás aquí?

¿Para “matar el tiempo” mientras te quejás de que va a llegar el lunes?

Relaciones conflictivas

¿Con tu familia? ¿Con alguien en particular de ella?

¿Te pesa “el lunes” por el movimiento estresante de tu casa? ¿Con el colegio de los chicos, el trabajo de tu pareja, tus tareas domésticas?

¿Para qué mantenés relaciones que te agobian?

¿Para echarle la culpa a “el lunes” que es el responsable de que se pongan peores?

 

¿Y ahora? ¿Te sigue pareciendo una tontería tu terror a “el lunes”?

Te agradecería que dieras tu opinión para que creciéramos juntos.

 

En una ciudad, a unos hombres que labraban la piedra en una plaza, les preguntaron un día:

        – Tú, ¿Qué haces?

        – Estoy picando piedras – contestó el primer hombre sin levantar la vista.

        – ¿Y tú? – Le preguntaron al segundo.

        – Estoy trabajando – Contestó alicaído.

        – ¿Y tú que haces? – Interrogaron al tercero.

        – ¿Yo? – Dijo sonriendo con su rostro iluminado y la piedra entre sus manos

        – ¿Yo? Estoy construyendo una catedral

 

        Aquí está el secreto más profundo para saber si la vida la vivimos nosotros gozosamente o si la amargura nos envuelve en lo que realizamos.

        Podemos picar piedras todos los días.

        Podemos acudir a nuestros trabajos moviéndonos como autómatas.

        Podemos fatigarnos procurando el dinero o el pan de nuestros hijos.

        Podemos vivir neuróticamente creyendo que nuestras metas son las cuentas bancarias y las inversiones.

        Sí.

        Podemos “sobrevivir” de ese modo. Pero permanentemente nos estaremos estrellando contra una roca que nos despedaza.

         Y además una sensación de vacío habitará en nuestro interior.

 

        La sabiduría de la vida está precisamente en tener el gozo de “construir una catedral”, de tener proyectos y sueños amplios, de trascender a lo cotidiano.

        Cada hombre debe, “soñar un proyecto de vida, y no desmayar hasta que ese proyecto se realice”.

 

        Convendría que cada uno de nosotros diariamente pudiera responder a esa pregunta:

        – ¿Tú, ¿qué haces?

Por el placer de compartir.

Enfocarse En Lo Mejor

Share

enfocarse-en-lo-mejorEsta propuesta no se dirige solamente a tu pensamiento hacia el positivismo y la productividad. Esta propuesta puede sanear tus relaciones y llevarte a una transformación personal que resulte en que puedas ser la mejor versión de vos mismo, sea lo que sea lo que hagas en la vida.

Desde ya que Enfocarse en lo Mejor debe comenzar con tu pensamiento proactivo. Hacer elecciones entre pensar “bien” y pensar “mal”, lo que cuesta exactamente, el mismo trabajo y esfuerzo, debe ser prioritario para vos.

Y cuando digo pensar “bien” o pensar “mal”, no me refiero solamente a lo que es el origen de tus juicios respecto de los demás: “Este es bueno”, “este es malo”, “este odia a todo el mundo”…,  sino también respecto de tu futuro y tus posibilidades: “Nunca lo voy a lograr”, “Tengo mala suerte”…

No existe nadie totalmente desagradable ni nadie totalmente maravilloso…es mi juicio y mi interpretación, ¿cómo te suena? ¿Podría ser ésta una creencia que te apoye para transitar un camino de Kaizen (mejora continua)  para tu Ser personal?

Cuando te enfocás en lo que no te gusta, en lo que te molesta, el que sufre más sos vos, y lo que estás creando es una imagen que no te sirve ni a vos ni para los demás.

Las relaciones se construyen por y para algo, y cuando tenés este tipo de pensamiento… ¿Te será fácil poder sostenerlas en el tiempo? ¿Será mejor para vos resaltar lo que te molesta o lo que te agrada, por más pequeño que sea?

Y si la relación es circunstancial… ¡Con más razón! ¡A ver si vas a cambiar tu humor y tu día porque alguien en la calle, te dice algo que no te gusta! Ese alguien –como dice la frase- puede estar teniendo un mal día, solamente…o no ha tenido tu posibilidad, de aprender lo que más le conviene en su camino a la felicidad.

 

¿Qué más está comprometido en “Enfocarse en lo mejor”?

Tus relaciones con tus colegas, con los que de una forma u otra realizan actividades de las que vos tenés tu propio conocimiento.

Los otros emprendedores, los otros profesionales, los otros comerciantes.

Los grupos implican de por sí, un tramado de relaciones, de todo tipo y especie. Cuando no se trabaja a conciencia en ellas, el grupo se derrumba, tarde o temprano. Este trabajo a conciencia implica especialmente, Enfocarse en lo Mejor.

¿Cómo es tu mirada respecto de tus colegas?

¿Está tiznada con la finalidad de encontrar en qué se equivocaron o en qué podés aprender de lo que hicieron?

Este aspecto marca una diferencia entre Enfocarse en lo Mejor o enfocarse en lo peor.

¿Estás viendo los defectos o estás detectando sus aciertos?

(Este post puede servirte si vas a ser honesto con vos mismo, si no, no sigas leyendo).

¿Sabías qué cuando tu actitud es la de enfocarte en lo mejor, esto se ve y contagia a los demás a hacer lo mismo con vos?

¿Sabías que esta corriente genera una relación de “ganar-ganar”?

 

Enfocarse en lo mejor se logra sin un ápice de envidia en tus sentimientos.

Envidia, celos profesionales, o como quieras llamar a esta debilidad que conspira contra vos, contra tu seguridad personal, contra tu integridad y contra tu trascendencia.

Quiero compartirte también este post Ver la maravilla  que completará algunos conceptos del presente.

¿Reconocés el trabajo de los demás? ¿Te cuesta reconocer que un otro hizo algo que a vos te hubiera gustado hacer o en lo que te hubiera gustado ser primero?

El reconocimiento es distinguir en una persona o cosa, entre varias, una especie de características propias.

 

¿Y si no me gusta lo que hace, Rita?

Si no te gusta, buscá más intensamente, porque algo te va a gustar.

Volvé al punto inicial de este artículo: enfocarse en lo mejor.

Aprenderás a aprender cuando en toda circunstancia encuentres algo para aprender.

Esto es válido para un trabajo de los demás, por supuesto.

Solemos mirar y medir desde una posición de soberbia que indica que creemos que lo sabemos todo.

¿Cómo practicar enfocarse en lo mejor?

Reconocé el trabajo del otro.

Destacá lo que te parezca que puede ayudar.

Ayudá al otro con humildad.

Aportá lo que pueda motivarlo.

Compartí lo que hace. Celebralo y promovelo.

Ofrecete y preguntá si necesita de tu colaboración.

 

No critique, no condene ni se queje, es uno de los aciertos mayúsculos de la teoría de Dale Carnegie.

De cada instante de tu vida podés aprender algo y también de la de los demás, cuando ellos te lo comparten, esto desde sus circunstancias personales hasta las laborales.

¿Querés generar una marca personal fuerte y poderosa?

Despojáte de la envidia, reconocé cada pequeña acción del otro, animá a tus colegas… ¡Enfocate en lo mejor!

Había una vez en el lejano Oriente un hombre considerado muy sabio. Un joven viajero decidió visitarle para aprender de él.

-Maestro, me gustaría saber cómo llegar a ser tan sabio como usted…

-Es realmente sencillo, -le dijo- yo solo me dedico a descubrir perlas de sabiduría. ¿Ves aquel gran baúl de perlas?

-Sí.

-Son todas las que he acumulado durante mi vida.

-Sí pero… ¿dónde puedo encontrarlas?

-Están en todas partes. Es cuestión de aprender a discernirlas. La sabiduría siempre está preparada para quien esté dispuesto a tomarla. Es como una planta que nace dentro del hombre, evoluciona dentro de él, se nutre de otros hombres y da frutos que alimentan a otros hombres.

-Aaahhhhh, ya, ya…. Lo que me está diciendo es que tengo que ir descubriendo lo que hay de sabio en cada persona para crear mi propia sabiduría y compartirla con los demás…

En aquel momento, las palabras de aquel joven parecía como si se fueran formando una pequeña nube de vapor de agua que se condensaba hasta solidificarse en una pequeña perla. Inmediatamente el maestro la recogió para ponerla junto al resto de perlas.

El maestro le dijo:

-Realmente, mi única sabiduría es recopilar estas perlas para después saber utilizarlas en el momento oportuno.

 

Por el placer de compartir

Ver La Maravilla

Share

Ver La Maravilla

“Admirar” es ver la maravilla.

¡Qué hermosa palabra! ¿Verdad?

Y sin embargo, qué difícil puede resultar ponerla en acción.

¿Vos admirás a alguien?

¿Vos admirás algo?

Generalmente, nos resulta más sencillo admirar algo que admirar a alguien.

El “algo” es una cosa, está por debajo de nosotros, los seres humanos.

Cuando se trata de “alguien” se produce una confrontación, con nosotros y en relación al sentimiento que el otro nos provoca. Continúa leyendo Ver La Maravilla

¡Ética! ¡Qué Paz Da Tenerte Presente!

Share

Etica. Que Paz Da Tenerte Presente.La ética es un valor que debería no dejarnos dormir, así no entraría dentro de esas cosas que obedeciendo al tornado de la ¿evolución?, puede ser olvidada.

Sencillamente, el bien y el mal… ¿Qué te parece?

¡Mirá hasta qué punto, la Ética es un tema del Coaching Ontológico!

 

La práctica del coaching ontológico nace en el ámbito de la ética y pertenece a él. Su razón de existencia y los objetivos que persigue remiten a la ética. Sin ella, difícilmente podríamos comprender el carácter de esta nueva práctica. Rafael Echeverría

 

La ética del Coach es imprescindible y fundamental. Y esto es importante para vos, sin embargo… Creo que la ética es la base interna más importante de cualquier profesional… o mejor, de cualquier persona. Continúa leyendo ¡Ética! ¡Qué Paz Da Tenerte Presente!

Porque Vos Te Lo Merecés

Share

Porque Vos Te Lo Merecés“Merecer” es un verbo sin dueño, a veces, que anda por ahí tratando de ubicarse en el centro del Ser de algunas personas, sin autoestima, sin auto valoración, que piensan que tienen mala suerte y que han venido a esta vida para sufrir.

¿Te estará buscando a vos?

¿Cómo es tu relación con el merecimiento?

 

Hay dos extremos en los que podemos caer y que como extremos siempre nos desubican del justo medio (equilibrio, si querés).

Uno lo ocupan los que van por la vida protestando, quejándose, renegando, con cara de poco amigos, despotricando a diestra y siniestra acerca de todo lo que sucede, sin excepción.

Estas personas creen que porque nacieron, lo tienen que tener todo sin hacer nada, que están en la tierra para que la vida les regale cosas y personas, entonces, cuando esto no se produce empiezan los exabruptos. Continúa leyendo Porque Vos Te Lo Merecés

Se Trata De Poner El Corazón Adelante

Share

coraje Hoy recibí un comentario a uno de mis posts en el que la autora compartía una toma de decisión que había realizado, en un estado de entusiasmo extraordinario, por cierto. Y se le pasó en transparencia que había puesto su corazón adelante. Para ella va este post.

M.C.B, que son sus iniciales, me hizo pensar en esto que nos salva, nos mantiene firmes en un propósito, nos hace avanzar, nos impulsa, nos motiva y ayuda a atravesar nuestros miedos.

Porque ella tuvo Coraje. Esta palabrita, que muchas veces no nos percatamos que es nuestro motor, quiere decir: “Echar el corazón hacia adelante”.

               La diferencia entre el fracaso y el éxito no es la ausencia de miedo, ni de la confianza, sino el coraje, y actuar de todos modos.  Zan

               Siento esta expresión con la fuerza de cada palabra que contiene.

               Cuando estás en grandes empresas: tu superación y transformación personal por sobre todas las cosas, un emprendimiento, el logro de una meta, aparecen situaciones externas con las que podrás comprobar tu maravillosa capacidad humana. Continúa leyendo Se Trata De Poner El Corazón Adelante

Vulnerabilidad Y Felicidad

Share

Vulnerabilidad Y FelicidadDice Stephen Covey que…
Un prejuicio es un protector de nuestra vulnerabilidad.
Y nos da una sugerencia:

 

 

Antes de rechazar cualquier cosa que se diga, examínala atentamente, sin tendencia alguna. Es difícil examinar una cosa sin parcialidad, sin preconcepto; mas, si queremos comprender algo, no debe haber preconcepto. Si vamos a emprender un viaje de investigación es preciso desprendernos de todo lo que sea un obstáculo: antiguas creencias, tradición, ideas de familia porque si no, estamos cercados de dificultades por todos lados.
Las creencias son prejuicios, por eso, podemos decir que una causa de que sostengamos creencias sin detenernos a cuestionarlas puede ser el querer proteger nuestra vulnerabilidad.
Algunas de ellas, nos lo muestran claramente…
“Los hombres no lloran”.
“No digas que no sabés para no quedar como un tonto”.
“No te emociones que todos se van a reír”.
“En boca cerrada no entran moscas”.

Continúa leyendo Vulnerabilidad Y Felicidad

Vivir Con El Corazón

Share

Coraje¿Cuál es tu interpretación de este título?

Pueden ser muchas ¿verdad?

Pues hoy, elijo, darle su sentido literal.

 

“Vivir con el corazón” es la raíz etimológica de ¡Coraje!

Si mi mente puede concebirlo, y mi corazón puede creerlo, sé que puedo conseguirlo. Jesse Jackson

 

Hay quien piensa que existen personas corajudas y otras que no lo son. Esto es inexacto.

El coraje no es una parte del Ser sino una habilidad y por ende, se puede adquirir.

¿Cómo?

Encontrando motivos para crearlo en nosotros, y practicándolo.

La vida te ofrece, todos los días, desafíos para tu crecimiento y avance. Si dejás que el miedo te estanque, si dejás pasar estas oportunidades, si te ponés “a resguardo”, no te confundas, no saliste airoso de la situación…solo te debilitaste, un poco más.

Las cosas que se nos aparecen como difíciles son fácilmente catalogadas de imposibles.

¿Por qué tenemos esta tendencia a aumentar el tamaño de los obstáculos, a sobre-dimensionar la dificultad?

Sentir que podemos, que tenemos el coraje de intentarlo, ya nos motiva, y cuando vencemos el miedo y efectivamente, lo hacemos, la plenitud nos embarga.

Si esperas para hacer todo hasta que estés seguro de que va a salir bien, probablemente nunca harás muchas cosas. Win Borden

 

¿Cuál es el sustento del coraje?

¡La pasión!  Aquí sabrás por qué te digo esto.

Si no sentís pasión, no podrás adquirir coraje.

Un jugador de la Selección Argentina De Fútbol, en las semifinales del Mundial 2014, mostró con creces lo que es el coraje. ¿Sabés lo que declaró después?

¡Soy bien sencillo, solo he llegado a hacer lo que me apasiona! Levantarse cada día y hacer lo que uno quiere… no tiene precio.  Javier Alejandro Mascherano

 

El coraje es posible cuando hacés lo que te apasiona y cuando tenés un intenso deseo de un logro.

El coraje hará que te pongas en acción.

El coraje hará que persistas (permanecer haciendo).

El coraje hará que llegues adonde te propongas.

 

El coraje se hace presente cuando te hacés conciente de que hay algo (tu deseo) por lo que vale arriesgarse.

La danza de nuestros anhelos y nuestro coraje es la que transforma nuestra vida y la de los que nos rodean.  Alex Rovira

 

Sólo me ha llevado cuarenta años tener un éxito de la noche a la mañana. Woody Allen

 

El coraje estimula a las acciones de construir, crear, cambiar y lograr.

 

Desde sabios a actores, todos los seres humanos necesitamos encontrar nuestra pasión, tener un deseo intenso y desarrollar nuestro coraje.

 

El coraje es tener un miedo de muerte… y cabalgar de todos modos.  John Wayne

 

El coraje es necesario para vivir… para vivir, no para pasar por la vida.

El mayor coraje que necesitamos es realizar una mirada sobre nosotros mismos, atrevernos a realizarla sin importar si nos va a gustar lo que encontremos.

Se necesita coraje para conocernos.

Se necesita coraje para reconocer a colegas en su trabajo.

Se necesita coraje para enfrentarnos con un enemigo al que consideramos más fuerte que nosotros.

Se necesita coraje para aceptar lo que no se puede cambiar.

Se necesita coraje para Ser Uno Mismo.

 

El coraje está relacionado con la humildad.

El coraje reconoce nuestras limitaciones pero no se arredra por ellas.

 

¡Vos podés cultivar el coraje! ¡Vos podés dejar atrás el miedo!

¡Sos un Ser Humano, dotado de talentos y capacidades…que no están para disminuir o desaparecer, sino todo lo contrario, para hacerse y hacerte cada día más Grande!

¡Vamos con el coraje!

 

Todos nuestros sueños pueden volverse realidad, si tenemos el coraje para perseguirlos.  Walt Disney

Por el placer de compartir

Mantener La Humildad…Una tarea titánica pero imprescindible

Share

HUMILDAD

 

 

¿La humildad es solo para unos pocos? ¿Santos? ¿Espirituales? ¿Ascetas?

Particularmente, no lo creo así.

Muy por el contrario, creo que la humildad es un integrante iluminador del Ser.

La  capacidad de ser humilde se logra mediante un gran trabajo con nosotros mismos, y… para mantenerla, el trabajo debe ser permanente.

 

Cuando somos grandes en humildad, estamos más Continúa leyendo Mantener La Humildad…Una tarea titánica pero imprescindible

Ayuda Que Manipula

Share

Ayuda manipuladoraHace unos días, publiqué una de mis frases que dice:

Si se ayuda, no se juzga.

No hay obligaciones en el pensamiento compasivo.

Lo menos que necesitan los que sufren es que el que quiere ayudar se transforme en su juez y pretenda tener autoridad sobre ellos.

Si se promete ayudar, se ayuda.

Si no se quiere ayudar, no se promete.

 

La ayuda tiene, en principio, una intención Continúa leyendo Ayuda Que Manipula