Crecer O Morir

Crecer O Morir

Share

Crecer O MorirImpactante ¿verdad? Algunos pensarán que excesivo, también, sin embargo, no tiene nada de exagerado.

¿Qué sucede con una planta cuando no crece?

El crecimiento tiene en sí, el sentido del aumento. Aumentar tus habilidades, aumentar tus conocimientos, aumentar tus posibilidades.

El camino a la grandeza es un proceso de crecimiento secuencial de dentro hacia fuera. Stephen Covey

 

¿Cómo poner en palabras claras que el crecimiento es tu única posibilidad?

¿Estás creciendo o estás muriendo?

Hablo de morir en el sentido de seguir con vida física, pero muerto en vida.

 

Situaciones en que peligra el crecimiento

Llegar o conseguir una meta largamente deseada y por la que se ha trabajado mucho.

Cuando esto sucede, corremos el riesgo de pensar:

“Estoy hecho”.

“Lo conseguí y ya está”.

“Ahora, a tranquilizarme y tomarme un respiro”. (¿De cuánto tiempo?)

No podemos conservar las cosas materiales en la próxima vida ni en la siguiente, pero sí nos llevamos nuestros actos, nuestros hechos, nuestro crecimiento, lo que hemos aprendido y cómo vamos progresando como seres humanos espirituales. Brian Weiss

 

Porque el crecimiento de que te hablo es del personal y del espiritual.

Qué es el crecimiento personal.

El crecimiento personal es ir desarrollando habilidades para superar cada una de nuestras debilidades para sentir, en cada estadío, que podemos cambiar nuestras formas de actuar habiendo elegido lo que beneficia a nuestro ser y a los demás.

Sí, la elección juega aquí un papel preponderante. Y la forma en que elegimos tiene que enfocarse fuera del ego, a favor de avanzar, reforzando nuestra humildad, destruyendo el auto engaño y cambiando nuestras prioridades.

El principio más fuerte de crecimiento humano radica en la elección. Mary Ann Evans

 

¿De qué estoy hablando?

Si discutís con alguien habitualmente, preguntate “¿Para qué lo hago?” “¿Qué fin tengo con esto?” “¿Busco tener razón, solamente?” “¿Y qué logro con eso?”

Cuando yo hago estas preguntas ante una situación así, es bastante común que la discusión no tenga otro sentido que ese. Y las objeciones son:

“¿Pero cómo voy a dejar que se salga con la suya? Esto es una falta de respeto”.

“No entiende que lo que le digo le hace bien. Si lo dejo correr ¿en qué se transformará nuestra relación?”

“Si no contesto, parece que estoy de acuerdo”.

Nada de esto tiene sentido.

La mejor forma de ganar una discusión es evitándola. Dale Carnegie

 

¿Cómo te parece que trasmitirás mejor tu crecimiento? ¿Discutiendo o callándote y manifestando que “comprendés”?

Hay un principio –de muchísimo interés a nivel empresarial y de negocios, aunque vale para todas tus relaciones- y es que cuando escuchás y no discutís, la otra persona, se sorprende y comienza a preguntarse (lejos de lo que vos creés que son sus pensamientos), “¿Por qué me deja hablar solo?” “¿Cómo logra no inmutarse ante mis demandas?” “¿Cómo se puede tener tanta templanza?”

¿Adónde te parece que lo conducirán estas preguntas respecto de tu crecimiento personal?

En mis capacitaciones de negocios respecto del Liderazgo Inspiracional, suelo marcar la “perla” para su logro…

Recordar que siempre estamos un paso delante de nuestros liderados, tenemos más conocimientos, podemos comprender más ampliamente los conflictos personales de los mismos y por ende, tenemos la “obligación” moral de traer calma y promover el aprendizaje.

No te podés olvidar de esto, jamás. Es la clave de un equipo de alto rendimiento, como lo es, de una familia armoniosa.

 

Tenemos, disfrutamos y detentamos la posibilidad de nunca parar de crecer. Depende de nosotros qué hacemos con ella.

En todo jardín hay una época de crecimiento. Existen la primavera y el verano, pero también el otoño y el invierno, a los que suceden nuevamente la primavera y el otoño. Mientras no se hayan seccionado las raíces todo está bien y seguirá estando bien. Jerzy Kosinski

 

¿Seguís teniendo raíces?

¿Cuánto hace que las tenés olvidadas?

¿Y si volvieras a contemplarlas como el punto de partida de seguir creciendo?

 

Comenzar a vivir en pareja

Esta es otra situación en que puede detenerse tu crecimiento.

Si en tus objetivos personales no está ser una excelente ama de casa o un señor de pantuflas que considera que ha llegado su hora de reposar, ¡Alerta! Porque la comodidad y la rutina puede fagocitarte.

Podés comenzar a poner los intereses de los demás delante de los tuyos… “Después de que tengamos un bebé”, “después de que los chicos crezcan”, “después de que terminen el secundario”, y dale que va, y tu tiempo nunca llega.

Y un día, te das cuenta de que ya no te alcanza, empezás a sufrir las consecuencias de haber abandonado tus objetivos personales, tu persona se te olvidó y el tiempo pasó.

¿Es esto descuidar la familia?

¡Claro que no!

Se puede –perfectamente- ser un exitoso (haber desarrollado tus habilidades para el momento en que apareciera tu oportunidad) sumando a tu familia, compartiendo con ella tus metas y logros y simultáneamente, educar a tus hijos en la misma corriente.

Si no crecés, te morís. Lo repito para que lo tengas presente.

Cada quien se va haciendo a sí mismo y encontrando nuevas afinidades, nuevos gustos nuevas maneras de ver el mundo. Cada canción, cada película vista, cada libro leído te hacen una persona diferente, te determinan. Benito Taibo

 

El alquimista (Extraído del capítulo 4)

Un joven, deseoso de buscar el verdadero conocimiento, abandonó todo y resolvió llevar una vida errante, para dedicarse enteramente a la búsqueda de la sabiduría.

Estaba en una cierta zona de Asia, cuando oyó hablar en una ciudad de un hombre sabio que vivía en una montaña lejana, y que tenía la capacidad de fabricar oro de las piedras. Al oír esa historia, decidió ponerse en camino, encontrar a ese sabio, y pedirle que le enseñase ese maravilloso poder.

Tras muchas jornadas de camino y penalidades, consiguió llegar al lugar donde vivía el alquimista, y le pidió que le enseñase el don de fabricar oro. El anciano le miró compasivo, le dio una escoba de barrer y le dijo: «Más tarde te enseñaré. Ahora, coge esta escoba y ponte a barrer».

Cuando hubo terminado, el joven volvió a su petición, pero el anciano le dio un delantal, y le conminó a que se metiera en la cocina y preparase algo para comer. «Mañana te enseñaré lo que quieres saber —le dijo—. Hoy se ha hecho muy tarde».

Al día siguiente, el alquimista encargó al muchacho multitud de tareas: cavar un campo de hortalizas que había cerca, arreglar el techo de la cabaña, ordeñar unas cabras… por la noche, el joven volvió a preguntar, pero obtuvo la misma respuesta: «Mañana».

Pero el día siguiente fue igual que el anterior: trabajos y más trabajos. Y fueron pasando los días, las semanas, los meses y los años, y el muchacho no cesaba de trabajar, de encargarse de toda clase de faenas. De vez en cuando, le recordaba al anciano su demanda, pero siempre  era igual la respuesta: «Mañana».

Así, llegó el momento en que el muchacho, ya maduro, se olvidó de preguntar: Ya no recordaba la intención que le había llevado a aquel lugar. Se limitaba a trabajar y a descansar.

Entonces, una mañana, el maestro le llamó y le dijo: «Muy bien, deja eso que estás haciendo y ven conmigo, porque voy a enseñarte ahora cómo fabricar el oro».

El muchacho, que estaba regando la huerta, respondió inmediatamente, sin volver la cabeza: «Mañana, maestro, ahora estoy muy ocupado. Estas plantas necesitan agua».

 

Coaching y Espíritu es el blog que creo cada día, para mostrarte que la espiritualidad es el centro de tu Ser. Allí convergen todos tus dominios: físico, emocional y mental. Ella es la sabia que te guía en tu desarrollo.

Por el placer de compartir

 

 

 

 

 

Publicado por

RitaTonelliCoach

Mi nombre es Rita Tonelli y desde esta profesión que amo, la de Coach Ontológico personal, de parejas, espiritual, organizacional y de equipos, pongo lo mejor de mí para que juntos crezcamos avanzando en nuestros caminos hacia una vida mejor.

3 comentarios en “Crecer O Morir”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge