Me Gusta La Gente

Me Gusta La Gente…

Share

Me Gusta La GenteA vos… ¿Te gusta la gente?

¿La gente que te rodea, sobre todo?

Escucho con frecuencia, quejas como estás:

“Todos tratan de desanimarme” o lo que es lo mismo, “Nadie me apoya”.

“Esta amiga/o tiene una actitud negativa que siempre que hablamos me deja triste”.

“¡Uf! En esa reunión, me voy a encontrar con… que siempre me cuenta solo malas noticias”.

“Quiero a tal persona pero me angustia conversar con ella porque todo lo que comparte son problemas”.

 

Hay algo preponderante en estas declaraciones que te dejan sin poder personal.

“Nadie trata de desanimarte”, vos permitís que lo hagan.

“Nadie te deja triste”, vos permitís que te influyan.

El que te cuenta malas noticias te da la posibilidad de que vos las escuches o no, de vos depende que le prestes atención.

La persona que solo comparte problemas no es querible sino desde tu lástima porque la escuchás pensando que nadie más lo va a hacer. Es tu elección… ¡Siempre! ¿Para qué la escuchás vos?

Todas las personas somos responsables de nuestra vida y cuando malinterpretamos, dando lugar a la lástima, por ejemplo: “¡Pobre, nadie lo/a quiere porque es así!” “¡Cómo no lo/a voy a escuchar!”, en realidad, no estamos haciendo ningún bien, todo lo contrario, estamos ayudando a que cada vez se ponga peor porque sigue encontrando interlocutores –vos, en este caso- dispuestos a atender al despliegue de su postura de víctima. Y simultáneamente, a “ensuciar” nuestro entorno sumando gente que no suma nada.

Esto no es una postura soberbia de tu parte. La lástima no beneficia a nadie. Este es un error bastante común, que atravesamos en estos procesos.

Es sí, una postura de sanidad emocional, a la que tenés derecho.

Y también de responsabilidad, la de hacerte cargo de tu vida y decir “¡Basta!” a tus quejas respecto de la gente que está allí, porque está allí porque vos dejaste o elegiste que estuviera.

El ser humano no es una cosa más entre otras cosas; las cosas se determinan unas a las otras; pero el hombre, en última instancia, es su propio determinante. Lo que llegue a ser -dentro de los límites de sus facultades y de su entorno- lo tiene que hacer por sí mismo. Viktor Frankl

 

Lo que quiero transmitirte es que vos elegís tu entorno, vos elegís la gente que querés tener alrededor tuyo, vos elegís con quién juntarte. Y hay algo para tener presente en esto de juntarse:

Hay que unirse, no para estar juntos, sino para hacer algo juntos. Juan Donoso Cortéz

(Hacé clik para twittear)

 

Y lejos de lo que podrías pensar al principio, no se trata de un hacer comercial, de negocios, de emprendimientos, o sí… depende de cómo lo observes.

Se trata sí de un hacer relacional, de construir un vínculo, de disfrutar juntos, de aprender de los que están a tu alrededor.

 

Elige para tu entorno, personas que tengan algo de valor para compartir contigo. Su impacto durará en tu vida mucho más tiempo del que se establezca en sus partidas. Jim Rohn

 

Estas partidas no se refieren a que las personas puedan morir solamente, sino a las que se producen en la vida de las personas a raíz de elecciones de caminos diferentes.

Me pregunto…

¿Para qué elegís o aceptas personas que te deprimen a tu alrededor?

¿Para qué?

Es una pregunta que está en todas mis conversaciones de Coaching con mis Coachees.

¿Para qué?

Sería importantísimo que intentaras responderla porque eso te permitirá despejar tus confusiones y poder llegar así, a realizar tus propias elecciones respecto de qué entorno querés tener para vos.

 

“No es fácil, Rita”.

¿Yo dije que lo fuera?

Nada de lo que nos permite transformarnos, crecer, hacernos íntegros, lo es, por eso, vale hacerlo. Si fuera fácil, lo haría cualquiera.

La premisa es:

¿Me siento bien con esta persona?

No.

Pues por honestidad y salud para ella y para mí, tengo que cortar el vínculo.

 

Se habla mucho de “relaciones tóxicas”, tanto que la expresión se ha puesto de moda. Pero… Más allá de la moda…

¿Comprendemos de qué se trata?

¿Comprendemos que dependen de nuestra elección?

¿Comprendemos que para salirnos de ese vínculo necesitamos transformarnos y crecer como personas para superar la manipulación humana?

¿Comprendemos que necesitamos hacernos cargo de la parte que nos toca por haber incurrido en ellas?

¿Comprendemos la relación directa que existe entre nuestra anuencia para que se establezcan y el temor que sentimos a estar solos?

A veces, no solo estás siendo condescendiente, permitiéndote la lástima, a veces, estás permitiendo esta gente a tu alrededor porque No Querés Estar Solo.

¿Cuál es tu caso para seguir teniendo en tu vida este tipo de relaciones?

 

No es mala idea apartarse de las personas inmaduras que sostienen un sistema de valores equivocado. Es una forma de combatir esos valores trampa en nuestra sociedad y evitar su influencia. Rafael Santandreu

 

¿Qué parámetros podríamos usar para no caer en esos vicios de vinculación?

A ver si te sirven…

Me gusta la gente…

Que tiene apertura de pensamiento, que respeta otros puntos de vista, que puede discutir sin pelear.

Me gusta la gente…

Que trabaja por su inteligencia emocional, que es vulnerable y que reconoce sus sentimientos y los expresa.

Me gusta la gente…

Que se ocupa de su vida, su crecimiento y transformación.

Me gusta la gente…

Que está atenta al aprendizaje que proveen las relaciones aun cuando su interlocutor no sea agradable. Siempre podemos aprender… en estos casos, podremos aprender cómo no ser, cómo no hacer.

Me gusta la gente…

Con una valoración extrema del humor.

Me gusta la gente…

Que está disponible, que pueda responder a mis pedidos y que pueda decir que no, desde su integridad.

Me gusta la gente…

Que se autoestima, que es quién es y con coraje, se atreve.

Me gusta la gente…

Que me inspira.

Me gusta la gente…

Que escucha y se expresa.

Me gusta la gente…

A la que puedo no gustarle y pueda decirme lo que le pasa conmigo.

 

¿Y a vos?

Espero que te sirvan estos parámetros para construir los tuyos, decidir no mentir y no mentirte más, dejar de quejarte de tu entorno y crear el que necesites para ser más feliz.

¡Ah! Me gusta la gente… La que más me gusta…

Que no manipula, se mantiene independiente y libre emocionalmente.

 

Un día un chico de trece años paseaba por la playa con su madre. Hubo un momento en que la miró con insistencia y le preguntó:

– Mamá, ¿qué puedo hacer para conservar un amigo que he tenido mucha suerte de encontrar?

 La madre pensó unos momentos, se inclinó y recogió arena con sus dos manos. Con las dos palmas abiertas hacia arriba, apretó una de ellas con fuerza. La arena se escapó entre los dedos. Y cuanto más apretaba el puño, más arena se escapaba. En cambio, la otra mano permanecía bien abierta: allí se quedó intacta la arena que había recogido.

El chico observó maravillado el ejemplo de la madre entendiendo que, solo con apertura y libertad, se puede mantener una amistad, y que el hecho de intentar retenerla o encerrarla, significaba perderla.

 

Por el placer de compartir

 

Publicado por

RitaTonelliCoach

Mi nombre es Rita Tonelli y desde esta profesión que amo, la de Coach Ontológico personal, de parejas, espiritual, organizacional y de equipos, pongo lo mejor de mí para que juntos crezcamos avanzando en nuestros caminos hacia una vida mejor.

6 comentarios en “Me Gusta La Gente…”

  1. Vaya… En una de las cosas que discrepo es en lo que dices que “hay gente que encuentra un interlocutor en nosotros y eso la va a hacer seguir a peor”.
    Yo hablo por mi, y si, es cierto que una vez que hemos escuchado y aconsejado a alguien con toda nuestra buena fe, hay que dejarl@ que siga ell@ mism@, porque si siempre estamos detrás, es cuando irá a peor y no sabrá como ganarse su misma y propia confianza.
    Pero si hay personas, que a pesar de que han estado años pensando en ¿qué valores son válidos tanto ajenos como propios? al final caen en la cuenta de que lo mejor es cambiar, tal y como le dijeron varias personas o quizá una sola en antaño. Y lo se porque he conocido a personas así.
    Por lo demás totalmente de acuerdo.
    Yo también veo a mucha gente con cartelitos e imágenes que proponen siempre lo mismo, pero me pregunto… -Esta persona siempre está con lo mismo, pero siempre siempre.., Cuantas personas hay al rededor suyo que no aporten algún tipo de valor, cuando todos los días te pone varios cartelitos de este tipo?.., No será que en realidad quien no aporta es esa persona?.., Que no la importa nadie más que si misma?
    Porque cuando somos felices de verdad, es cuando nos sentimos útiles, valiosos, pero sobre todo para si mismos y solo así nos sentimos mas preparados para aportar algo a otros. Pero cuando no sse encuentran valores personales, propios, que nos hagan realmente felices, es cuando se actúa así.
    Yo tengo conocidos en el Face y también convencionales que creo no aportan nada ni a mi, ni al resto. Y qué casualidad que siempre son los mismos que te van dejando cartelitos por la red, o se quejan en cualquier conversación de esto mismo… Y eso es lo que me hace pensar que en realidad son ellos mism@s quienes no se aportan nada.
    A mi no me da por ir poniendo imágenes de este tipo, creo en las personas, me siento bien con estas, y creo que cada una de ellas aportan algo a mi vida siempre, por muy desagradable que sea la aportación porque siempre pienso..-Ya se con quien no debo seguir la relación, y ya se que no todo lo que reluce es oro. Hasta se que puedo ser yo misma la que no aporte nada a esa persona porque nada le interese de mi.., Uno menos con quien no voy a perder mas tiempo, jajajajaja.. Ya me ha a portado algo. Saber y conocer con quien hablo y me aporta la “sabiduría” que descarta dudas, jajajaja..
    Solo cuando veo que el equilibrio existe, es cuando sigo con esas personas. Porque ni todos pensamos igual, ni todos somos igual, pero si hay actitudes que aportan algún valor en esa persona, aunque no pensemos igual, me seguiré relacionando con ell@.
    No intento cambiar a las personas nunca. Solo intento que mantengan un equilibrio, y me gusta intentarlo porque se que esas personas aportan felicidad a mi vida de alguna forma y con esas virtudes que a mi no se me pasan por alto nunca, aunque tengamos distintas formas de ser o actuar. Y eso si que vale, y mucho.
    Enhorabuena por tu post Rita.
    Cariños guapa.

    [Responde a este comentario]

    RitaTonelliCoach Reply:

    Hola, Mari Carmen:
    Me dediqué a re-leer lo que escribí porque no creía haber escrito lo que mencionás, y precisamente, no lo encontré. Jajaja. Por favor, ¿me decís donde leíste eso con lo que decís que discrepás? Primero me pasó que no entendí la frase y luego que tampoco, recordé haberla escrito. ¡Gracias!
    Siempre aportando, usted Señora. ¡Gracias!
    Introdujiste una característica que suma a mi detalle y suma mucho: “Equilibrio”.
    Sí, el equilibrio es necesario para sentirnos en bienestar con nuestro entorno. Muy necesario porque su falta produce la sensación de injusticia que es sumamente incómoda.
    ¡Muchas gracias por tu reconocimiento con mi post!
    Espero tu respuesta!!! Estoy muy interesada porque como comprenderás, conociéndome, aquí se ha presentado algo a lo que siempre estoy muy atenta: “Decir lo que uno quiere decir (creyendo que lo está diciendo) y el que escucha -o lee, en este caso- percibe otra cosa muy distinta”.
    Un gran abrazo y de nuevo, muchas gracias por tu aporte.

    [Responde a este comentario]

  2. jajajajaja… Estar está, solo que yo solo te pude en lo que no estoy de acuerdo al 100×100. Este es el tramo entero, pero como en algunas cosas del tramo si estoy de acuerdo, solo te expuse en lo que discrepo…
    “Todas las personas somos responsables de nuestra vida y cuando malinterpretamos, dando lugar a la lástima, por ejemplo: “¡Pobre, nadie lo/a quiere porque es así!” “¡Cómo no lo/a voy a escuchar!”, en realidad, no estamos haciendo ningún bien, todo lo contrario, estamos ayudando a que cada vez se ponga peor porque sigue encontrando interlocutores –vos, en este caso- dispuestos a atender al despliegue de su postura de víctima. Y simultáneamente, a “ensuciar” nuestro entorno sumando gente que no suma nada”.
    Un besote.
    Cariños Rita.

    [Responde a este comentario]

    RitaTonelliCoach Reply:

    Bueno, Mari Carmen, me quedo más tranquila porque no fue una interpretación contraria a lo que quería yo decir, sino la falta de contexto, que tan importante es para significar nuestro lenguaje.
    Cuando tomamos una frase suelta es posible que el”fuera de contexto” haga estragos en nuestra comunicación.
    Lo que quiero decir aquí es que cuando creemos que con la lástima estamos haciendo un bien, en realidad no lo estamos haciendo porque ella siempre deja al otro con más debilidad. Y nuestra participación en su problema no hace más que sumar “lastimeros” (los que le ponemos la oreja) que lo escuchan y él sigue su sendero para encontrar más que le tengan lástima. De esta forma, nunca se mejora sino que empeora su crecimiento. Y nosotros, seguimos agregando gente que nos “pesa” a nuestro alrededor.
    Gracias por aclararme lo que te pregunté.
    Besos

    [Responde a este comentario]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge