Conectando Con Vos Mismo

Share

Conectando Con Vos MismoLa acción de conocernos es la más grande hazaña y puede llevarnos toda la vida.

Cuando alguien nos pregunta: “¿Quién sos?”, tendemos a contestar, lo que hacemos, nuestros datos identificatorios, una descripción sobre lo que creemos de nosotros. Y lo que en realidad somos, está más allá de eso y deviene exclusivamente de cuánto nos conocemos.

El hecho de que este conocernos a nosotros mismos pueda terminar solo cuando dejemos este mundo, no nos obstaculiza para ir “haciendo camino al andar”, es decir, interesarnos  e involucrarnos en este proceso para ir desarrollándonos como seres humanos.

¿Y para qué hacer esto?

Para sentirnos cada vez mejor.

Para conseguir paz.

Para mejorar nuestras relaciones.

Para reconocernos por nuestros avances.

Para cambiar lo que necesitamos cambiar y que de no producirse ese cambio, no podremos lograr lo que queremos.

¿Te gustaría sentir que te conocés a vos mismo?

Conocer a otros es inteligencia, conocerse a sí mismos es sabiduría. Manejar a otros es fuerza, manejarse a sí mismos es verdadero poder.  Tao Te Ching

 

Cualquier vida, no importa lo compleja que sea, está hecha de un solo momento. El momento en que un hombre descubre de una vez y para siempre, quién es.  Jorge Luis Borges

 

El 95% de nuestros pensamientos de hoy son iguales a los de ayer y a los de mañana. Cuando uno empieza a pensar distinto y a tener nuevos pensamientos, lo que hace es empezar a conocerse más. Estanislao Bachrach

 

¿Cuál es la base de este auto conocimiento?

Ser concientes de nuestro Poder Personal.

 

¿Qué es el Poder Personal?

Es una capacidad interna, no es un poder que nos viene de afuera en relación a nuestra posición dentro de la familia (madre-padre), a nuestra actividad (líder, jefe, etc.), o a nuestra posición social.

Puedes si crees que puedes. Napoleón Hill

Aquí podés ver que el poder personal es un juicio que tenemos acerca de nosotros.

 

Cuesta diferenciar esto cuando hablamos de Poder.

El mundo siempre ha estado más impresionado del poder de nuestro ejemplo que del ejemplo de nuestro poder.

Si atendés a esta frase, quizás podrás distinguir mejor las dos clases de poder.

¿Qué sentís hacia quien detenta su poder intentando que sea absoluto y soberbio?

¿Qué sentís hacia quien con su ejemplo te muestra cuánto puede?

 

 

El poder personal tiene sus bases en: Nuestra capacidad de seducción, la autoridad que se nos confiere, nuestra fortaleza.

 

Nuestra capacidad de seducción:

Si bien se usa la misma palabra referida a relaciones en el área sexual, y ese puede ser un uso adecuado, en este contexto hablamos de algo más. Te pido que puedas ampliar tu mirada para comprender este nuevo concepto de seducción.

Somos competentes en el ámbito de la seducción cuando somos capaces de generar en otros el juicio de que somos una posibilidad para ellos, que somos una oferta para sus vidas. El sentido de “oferta” para el coaching es el que distingue:

Nuestra capacidad de ayuda para otros.

Nuestra capacidad de resolverles un problema.

Nuestra capacidad de asistencia en el manejo de sus emociones.

 

Cuando las personas detectan en nosotros que podemos ayudarlas, que podemos guiarlas, que somos confiables para que conversen abiertamente,  que estamos interesados en su bienestar, estamos ejercitando nuestra capacidad de seducción y los demás nos quieren cerca.

Así se concreta la posibilidad de “hacer con ellos”, la interacción que siempre lleva a resultados esperados.

La seducción nace por nuestras:

Formas de interpretar la vida.

Habilidades y competencias profesionales.

¿Te pasa que las otras personas te cuentan todo lo que les pasa y quieren saber lo que tenés para decirles?

¿Te pasa que tus compañeros te consultan acerca de cómo hacer las cosas?

 

Si esto te pasa, estás siendo oferta para ellos.

En el mundo de las relaciones, no existe tal cosa como el Poder Absoluto. La fuerza del poder está en tu fortaleza respecto del poder. Rita Tonelli

 

La autoridad que se nos da

Cuando las personas recurren a nosotros, nos están dando autoridad para que intervengamos en sus vidas.

Quieren que les demos opinión.

Esperan que accionemos para ayudarlos y por ende, seguirán nuestras sugerencias.

Nos están autorizando, nos están dando autoridad.

 

Nuestra fortaleza

La “fuerza” que transmitimos con nuestra coherencia en todos los ámbitos en que nos movemos.

¿Tiene fortaleza un padre que pide un comportamiento a sus hijos que es igual al que él realiza?

¿Tiene fortaleza quien te enseña, te guía, te ayuda y es ejemplo de lo mismo que predica?

 

El acto de conocerte reside en el reconocimiento de tu Poder Personal.

Conocerte a vos mismo es tener conciencia de tu Poder Personal.

 

El Poder Personal está en tus pensamientos, en tu conversación interna, en tus auto-juicios de valor.

Cuando te sentís mal por algo, no es ese algo lo que te duele sino la conversación que vos tenés sobre eso.

 

¿Estás atravesando un momento difícil?

¿Cuánto hace que estás ahí?

¿Qué estás haciendo importante que no te permite salir de ahí?

¿Dónde está tu poder personal?

 

Si lo perdiste, podés recuperarlo comenzando a reconocerte a vos mismo

 

Si crees que puedes o sueñas que puedes, empieza ya.

La osadía proporciona genialidad, poder y magia.

Atrévete a hacer y el poder te será dado.

Lair Ribeiro.

 

Y no es necesario “morir en el intento” de conocernos a nosotros mismos.

Y sí es necesario conocernos a nosotros mismos para sobrevivir.

 

Una muñeca de sal recorrió miles de kilómetros de tierra firme, hasta que, por fin, llegó al mar. Quedó fascinada por aquella móvil y extraña masa, totalmente distinta de cuanta bahía había visto hasta entonces.

– ¿Quién eres tú? – le preguntó al mar la muñeca de sal.

Con una sonrisa, el mar le respondió:

– Entra y compruébalo tú misma. Y la muñeca se metió en el mar. A medida que se adentraba, iba disolviéndose, hasta que apenas quedó nada de ella. Antes de que se disolviera el último pedazo, la muñeca exclamó asombrada:

– ¡Ahora ya sé quién soy!

 

Coaching y Espíritu es el blog que creo cada día, para mostrarte que la espiritualidad es el centro de tu Ser. Allí convergen todos tus dominios: físico, emocional y mental. Ella es la sabia que te guía en tu desarrollo.