Vulnerabilidad Y Felicidad

Vulnerabilidad Y Felicidad

Share

Vulnerabilidad Y FelicidadDice Stephen Covey que…
Un prejuicio es un protector de nuestra vulnerabilidad.
Y nos da una sugerencia:

 

 

Antes de rechazar cualquier cosa que se diga, examínala atentamente, sin tendencia alguna. Es difícil examinar una cosa sin parcialidad, sin preconcepto; mas, si queremos comprender algo, no debe haber preconcepto. Si vamos a emprender un viaje de investigación es preciso desprendernos de todo lo que sea un obstáculo: antiguas creencias, tradición, ideas de familia porque si no, estamos cercados de dificultades por todos lados.
Las creencias son prejuicios, por eso, podemos decir que una causa de que sostengamos creencias sin detenernos a cuestionarlas puede ser el querer proteger nuestra vulnerabilidad.
Algunas de ellas, nos lo muestran claramente…
“Los hombres no lloran”.
“No digas que no sabés para no quedar como un tonto”.
“No te emociones que todos se van a reír”.
“En boca cerrada no entran moscas”.

La pregunta es: ¿Es conveniente proteger nuestra vulnerabilidad?

Comencemos por decir qué es la vulnerabilidad.
Podemos construir una suerte de definición que diga algo así:
Es la imposibilidad de hacer frente a una amenaza, o, es la posibilidad de resultar herido o lastimado por algún suceso.

Protege tu vulnerabilidad suprimiendo cualquier emoción, si no sientes nada, nadie te hará daño. Luis V
Este tipo de pensamiento da como resultado un tipo de vida enfocada en la privación alentada por el miedo y la cobardía.
¿Vos qué creés?
¿Es preferible arriesgarse o no vivir?

Por esto del reinado de las creencias, tendemos a pensar que la vulnerabilidad es negativa y que debemos evitarla, sin embargo, para el Coaching, La Vulnerabilidad Es Una Fortaleza.
Permitirnos ser vulnerables, suaviza nuestras estructuras, nos convierte en seres perfectibles, humanos, y aumenta nuestra comprensión. Permitirnos ser vulnerables nos hace sabios.
La sabiduría no es una acumulación de recuerdos, sino una suprema vulnerabilidad a lo verdadero. Jiddu Krishnamurti

Optar por ser vulnerables nos hace poderosos porque…
Nos permite mostrarnos tal cual somos, nos hacemos genuinos y auténticos.
Subimos nuestra autoestima siendo amorosos con nuestros defectos.
Salimos de las ansias de lograr la perfección.
Nos mostramos compasivos.
Nos aleja de la soberbia.
Nos acerca y conecta con los demás haciéndonos sentir que pertenecemos (nos aparta de la soledad no elegida).

La vulnerabilidad no es debilidad.
Por el contrario, animarse a ser vulnerable es una actitud de alguien fuerte. Alguien que se atreve a ser quién es, sin condicionarse a agradar a todos, sin temor al rechazo o al juicio ajeno.
¿Te parece que alguien que es asertivo (Aquí podés leer más sobre la asertividad ), es alguien débil?

¿Sos siempre quien realmente sos?
¿Sos auténtico con tu lenguaje?
¿Con quiénes no lo sos? ¿Cuándo no lo sos?
¿Qué situaciones o entornos logran vencerte para que les entregues tu poder personal?
¿Sos genuino con todo el mundo?
¿Qué “máscaras” usás para no arriesgarte?

Los seres humanos somos, a partir de nuestra posibilidad de conversar.
En el conversar construimos nuestra realidad con el otro. No es una cosa abstracta. El conversar es un modo particular de vivir juntos en coordinaciones del hacer y el emocionar. Por eso el conversar es constructor de realidades. Al operar en el lenguaje cambia nuestra fisiología. Por eso nos podemos herir o acariciar con las palabras. Humberto Maturana

Si en nuestras conversaciones no podemos conectarnos con el otro, en realidad, estamos fuera de esa conversación, y…
La vulnerabilidad es el lugar de nacimiento de la conexión y la ruta de acceso al sentimiento de dignidad. Si no se siente vulnerable, el intercambio probablemente no es constructivo. Brené Brown

(Brené Brown es para mí, una experta en el tema de la vulnerabilidad porque descubrió el valor de la misma a través de su experiencia personal. Si querés, podés ver su maravillosa charla en el siguiente enlace.)
“El poder de la vulnerabilidad”

Como ella también nos dice –y lo comparto- la vulnerabilidad nace de sentirnos “no suficientes”.
No suficiente culto… Y por eso, me callo.
No suficiente bello… Y por eso, me escondo.
No suficiente fuerte… Y por eso, no lloro.
¿Y sabés algo?
Todos somos, en algo, no suficientes, pero cuando aceptamos y cobijamos nuestra vulnerabilidad, empezamos a sentirnos suficiente… humanos y felices.
Se necesita coraje para mostrar nuestra vulnerabilidad, coraje de ser como somos, coraje de mostrarnos con autenticidad, coraje de construir nuestra dignidad a partir de la vulnerabilidad.

¿Te animás a vivir una experiencia como la del relato siguiente?
Dice el autor que es ¡Muy poderoso!

Vulnerable
Regresé de mi clase de teatro. Mientras comía un sándwich, busqué el significado exacto de la palabra “Vulnerable” para entender mejor el ejercicio planteado por el profesor: que hurgáramos en nuestro inconsciente, en nuestro interior, encontráramos nuestro punto vulnerable y lo habláramos en clase. ¡Ah- nos recordó-, traigan un cartel con la palabra escrita en grande!… Leí: “Ser vulnerable es estar en desventaja ante determinadas situaciones, no es ser débil. Solo una persona madura y firme conoce su propia vulnerabilidad, la acepta y deja que se sepa. La persona débil, la oculta, evita los ataques, está a la defensiva para protegerse y poder huir”. Me pregunté ¿a qué era yo vulnerable…? Rápidamente la palabra apareció en mi mente: Alcohólico, soy alcohólico y todavía me molesta. Tengo sólo 19 años y no hago mucho por recuperarme, pero si no lo hago, jamás llegaré a ser un buen actor y seguiré marginado por toda la sociedad. Escribí mi cartel: “Soy alcohólico”, y en la clase hablé de mí como cada uno de mis compañeros: “soy gorda”, “soy gay”, “soy autosuficiente”, “soy enano”, “soy discriminador”, “soy tartamudo”, “soy anoréxica”, todos nos sinceramos ante el grupo. Pero no todo terminó allí. El profesor nos llevó a la plaza cercana y nos hizo colgar del cuello nuestro cartel, y nos dijo: “Ahora a caminar, a vencer su vulnerabilidad, desnúdense ante el mundo y me lo agradecerán”. Fue la mejor clase de teatro que tuvimos. Ahuyentamos una parte débil de nuestro ser. Creo que maduramos y afirmamos nuestra confianza en nosotros mismos. Ser vulnerable quiere decir ser humano.

Por el placer de compartir

Publicado por

RitaTonelliCoach

Mi nombre es Rita Tonelli y desde esta profesión que amo, la de Coach Ontológico personal, de parejas, espiritual, organizacional y de equipos, pongo lo mejor de mí para que juntos crezcamos avanzando en nuestros caminos hacia una vida mejor.

3 comentarios en “Vulnerabilidad Y Felicidad”

  1. Esto si que ha estado bien, Rita.
    ¡Madre mia!.. Pues anda que no conozco yo a gente que no conoce la vulnerabilidad (O dice no conocerla). Prepotentes ante su propio problema que es no conocer los sentimientos más conocidos como el llorar y como tal se muestran. Aunque yo no me creo que nadie haya llorado jamás.Mienten porque quiren evitar sus propios prejuicios ante los demás.
    Pero doy gracias por ser vulnerable y por saber reconocer mis miedos, porque solo conociéndolos seré capaz de afrontarlos.
    ¡Muy bueno este post, Rita!.

    [Responde a este comentario]

    RitaTonelliCoach Reply:

    Efectivamente, Mari Carmen. Y lo más irónico es que creen que está bueno ser o mostrarse invulnerables, cuando que la vulnerabilidad nos hace íntegros y auténticos.
    Sí que es una cuestión de prejuicios y creencias que no nos detenemos a analizar y cuestionar para salir de la burbuja en la que elegimos vivir.
    ¡Gracias por tus palabras!
    Un abrazo grande

    [Responde a este comentario]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge